imagen de coche y piezas de coche que debemos revisar para prevenir averías

Sabemos que no es fácil prevenir averías y solucionar un problema si aún no existe. Pero estamos seguros de que si atendemos a estas claves, la próxima visita al taller nos puede salir mucho más económica.

Son muchos los conductores que descuidan estos aspectos, por lo que esto les termina pasando factura.

Es posible anticiparse al desastre, sólo hay que prestarle atención a estos elementos y podremos prevenir averías que luego lamentamos:

Aceite

Es un elemento vital ya que se encarga de lubricar el motor y suavizar su rozamiento. Vela para que el motor ofrezca las mejores prestaciones. Por ello hay que tener en cuenta la cantidad de kilómetros que se realizan sin cambiarlo. Cada fabricante recomienda una cantidad de kilómetros según sus valoraciones, pero todos coinciden en un aspecto: cada vez que cambiemos el aceite es muy recomendable cambiar el filtro. De esta forma conseguimos que el nuevo aceite nos dure más ya que el filtro antiguo acumula impurezas.

Cambiar el filtro además del aceite nos ayuda a prevenir averías en el futuro
Cambiar el filtro además del aceite nos ayuda a prevenir averías en el futuro

Filtros

No sólo el filtro del aceite es importante. En nuestro vehículo contamos con varios filtros más que tienen una función más importante de lo que pensamos a la hora de prevenir averías. Este es el ejemplo del filtro del aire. Evita que lleguen impurezas al motor y permite que la combustión se realice de manera óptima.

neumáticos con grietas superiores a los 2 mm de profundidad son más seguros

Neumáticos

De ellos dependen muchos factores que afectan directamente al funcionamiento de nuestro coche. Normalmente los conductores suelen centrarse en la presión, confían en que estando lo suficientemente llenos no tendrán problemas pero olvidan el desgaste. Este desgaste puede provocar incluso accidentes, por lo tanto es de vital importancia observar el dibujo de los neumáticos y comprobar que las grietas mantienen como mínimo 2 mm de profundidad.

Amortiguadores

Los amortiguadores forman parte del grupo esencial para la seguridad de circulación junto con los neumáticos y los frenos. El desgaste de estas piezas suele ser bastante frecuente y desatenderlos puede provocar serios fallos de funcionamiento. Lo más seguro es realizar la revisión de amortiguadores cada 20.000 kilómetros.

Frenos

El líquido de frenos es otro aspecto que debemos comprobar periódicamente. Esto es algo que todos los conductores sabemos y tenemos en cuenta, pero los discos pasan más desapercibidos. El excesivo desgaste de los discos de freno supone un peligro real para nuestra seguridad. La revisión anual de la mano de un experto previene no sólo averías, sino también accidentes.

Correas de distribución

Las averías relativas a las correas de distribución suelen ser bastante caras, por lo que la prevención en este aspecto es importante para nuestro bolsillo. Se recomienda su revisión cada 80.000/100.000 kilómetros para detectar posibles fallos que pueden afectar incluso a la bomba de agua de nuestro coche.

Las revisiones son vitales para prevenir averías caras como la de la correa de distribución

Sistemas de escape y catalizadores

Estos sistemas tienen una función medioambiental clave: reducen las emisiones y el ruido. Es uno de los aspectos que causa más penalizaciones a los conductores, ya que la legislación es bastante tajante con esta problemática. Antes de que comience a fallar debemos asegurarnos con revisiones a partir de los 60.000 kilómetros para evitar posibles sanciones.

Todas estas recomendaciones deben estar especificadas en el libro de mantenimiento del fabricante de tu vehículo. Lo que no pondrá en dicho libro es que las revisiones no deben hacerse obligatoriamente en el servicio oficial para no perder la garantía.

“El consumidor no pierde la garantía legal de su vehículo al revisarlo en un taller ajeno a la marca de que se trate, siempre que el taller esté autorizado por el fabricante y le haya suministrado las piezas originales”.

Reglamento Europeo 461/2010 de Consumo

En Electromecánica Blas realizamos revisiones oficiales sin perder la garantía en todos los vehículos. Descubre todos los servicios que te ofrecemos y ven a visitarnos para mantener tu vehículo en condiciones óptimas.